Recomendaciones para vacaciones en veleros para singles y solteros

¡Enhorabuena! has contratado un viaje en velero por plazas. Lee estas recomendaciones y consejos para tus vacaciones y preparate a disfrutar de un maravilloso viaje en barco de vela por las islas Baleares.

Se trata de un viaje en el que deberás colaborar haciendo tareas a bordo. Viajarás en un camarote compartido, debes ayudar al manejo de la embarcación siguiendo las instrucciones del patrón y tendrás que participar en las guardias cuando sea tu turno. Durante las travesías de Valencia a Ibiza o de Ibiza a Cabrera y vuelta se hacen guardias durante la navegación nocturna. Deberás cocinar cuando te corresponda y deberás fregar los platos el día que por turno te toque.

Como ves, no es un crucero de lujo con una tripulación dispuesta a a atenderte en tus mínimos deseos, se parece más a un viaje de aventura, te llevarás un recuerdo inolvidable y pasarás unas magníficas y distintas vacaciones en el mar y conocerás [email protected]

  • Gastos a considerar
    En este tipo de viajes, salvo indicación en contrario, en el precio del viaje está incluido todo lo relativo al barco, patrón, etc.
    No incluye el gasoil que se consuma, ni los atraques fuera del puerto de embarque y desembarque (si los hubiera) ni la comida.
    Como ejemplo, un viaje a Ibiza y Formentera desde Valencia, puede generar unos gastos de gasoil de 250€ a dividir entre todos los tripulantes.
    Los gastos de la compra para una semana oscilan, dependiendo de las preferencias culinarias de los participantes en unos 12 a 15 € por persona y día.
    Habitualmente, salvo indicación en contrario en el programa del viaje, no atracamos en puerto debido a sus altos precios en verano en Ibiza y Formentera
  •  Vida a bordo
    Describimos aquí un viaje típico de una semana a las Baleares zarpando desde Valencia.
    Embarcaremos el sábado entre las 4 y las 5 de la tarde. Después de las presentaciones y de un breve briefing sobre la ruta que seguiremos procederemos al reparto de camarotes.
    Debes compartir el camarote con una persona, que será de tu mismo sexo,
    Después debemos aprovisionar el barco para toda la semana. Una buena manera es que cada tripulante se encargue de la comida y de la cena de un día, aunque no necesariamente del mismo día. Haremos los menús diarios y a partir de ellos elaboramos la lista de la compra. Luego nos dirigimos al super para la compra. De regreso necesitaremos estibar dicha compra, lo que no es una tarea banal. Una vez todo listo y bien estibado y el barco a son de mar, zarpamos sobre las 22 horas con destino Ibiza tratando de seguir el plan de viaje preestablecido. La meteorología puede hacernos cambiar totalmente nuestro plan, lo que es parte del aliciente de estas vacaciones. A la hora de zarpar ya deberíais haberos quitado los relojes, que no los volveréis a necesitar hasta la vuelta.
    Dependiendo del la ruta elegida, pasaremos el día de calita en calita, fondeando para bañarnos, hacer snorkel, hacer piragua en algunos barcos, bajando a la playa con la neumática o a algún chiringuito a tomar una caña. Un día iremos a tomar los baños de barro en Espalmador. Por las tardes, la siesta parece una actividad necesaria y al anochecer, veremos la puesta de sol con un mojito en la mano, en el barco o en alguno de los chiringuitos .
    Habitualmente comemos y cenamos en nuestro barco, lo que no quita que un día vayamos a un restaurante.
    La noche puede pedir marcha en algún garito o cubata’s time en el barco.
    Por la mañana nadie te meterá prisa para despertar. Pocas cosas hay más placenteras que un baño matutino nada más levantarte. Un buen desayuno después de ese chapuzón es una excelente manera de empezar el día.
    El viernes temprano iniciaremos la travesía de regreso. Si las condiciones del mar lo aconsejan, podremos parar y darnos un baño con 1000 metros de profundidad bajo nuestra quilla. Una experiencia interesante.
  • Equipaje
    Primera norma: Por poco que lleves, te sobrará más de la mitad.
    No puedes traer maletas rígidas porque siempre estarán estorbando. O traes bolsas de deporte plegables y blandas o las rígidas hay que dejarlas en puerto
    En un velero hay muy poco espacio de estiba. Tu uniforme durante la mayor parte del día erán los bañadores. A veces ni eso. Algo para ponerte cuando bajas a tierra. Una sudadera o algo de abrigo para algunas noches. Si la ruta es la de Cabrera, no te dará tiempo a fiestas pero si es solo por Ibiza y Formentera, algo para ir alguna noche de marcha te vendrá bien, pero no te compliques.
    Ten en cuenta que normalmente bajamos a tierra en la neumática, por lo que tus mejores galas pueden mojarse.
    En el barco, los tacones ni verlos, solo cuando estés en tierra. El calzado más adecuado para un velero mientras navegas son los zapatos náuticos. Unas zapatillas de suela clara o unas wambas son adecuadas. Cuando estamos fondeados unas chanclas o descalzos es lo mejor.
    Unas zapatillas para andar entre las rocas son bienvenidas pero no imprescindibles.
    Si la ruta incluye alguna excursión a pie, traete zapatos de deporte para caminar.
    El calzado de suela negra no es recomendable, pues ensucia mucho la cubierta del velero.
    Las gafas y las aletas de buceo, traelas si te gusta el snorkel.
  • El agua dulce a bordo
    Si pensamos en un viaje al desierto del Sahara, intuitivamente ya entendemos que el agua de la que dispondremos será escasa. Lo mismo pasa con un viaje en velero. El agua dulce disponible será escasa. No tendremos agua dulce para duchas diarias ni para fregar los cacharros, salvo que vayamos a puerto a rellenar los tanques.
    Por otro lado, esto no es preocupante. Estaremos casi todo el día bañándonos en el mar, lo que ya nos mantiene relativamente limpios. De vez en cuando nos enjabonamos y después a aclararnos en el mar. Alguna ducha o agua para el pelo podremos darnos, pero sin derrochar ni una gota.
    Abrir un grifo y que el agua corra está prohibido, así como abrir los grifos a toda presión.
    Gastar los limitados depósitos de agua nos obliga a ir a puerto a atracar, lo que es muy caro, o a perder toda una mañana en dirigirnos a un puerto a repostar (si lo conseguimos)
  • Electricidad, teléfonos, música ……
    La electricidad a bordo es otro bien escaso. Proviene de las baterías que se cargan con el motor. Normalmente todo funcionará a 12V aunque en algunos barcos habrá conversores a 220V, pero no en todos. Debes consultar como funciona tu barco. El enchufe estándar para cargar un móvil o una cámara de fotos es el de mechero de coche, pero pregunta si en tu barco hay 220V.
    Los secadores de pelo no funcionan, salvo que estemos en puerto.
    Los móviles tienen a menudo covertura cuando estamos en las calas, pero no en todas. Durante las travesías de la península a las islas no hay cobertura.
    Muchos barcos admiten CD, DVD, MP3, Ipod, etc para oir música. Otros solo alguno de ellos. Consulta que formatos soporta tu barco en particular.
  • La compra
    Lo primero que debéis pensar es que estás de vacaciones y no te vas a pasar el viaje cocinando.
    La primero será hacer unos menús para cada día y luego traspasarlos a una lista de la compra. Cada tripulante puede encargarse de una comida y una cena en las vacaciones.
    Algunas personas deciden lucirse cocinando un menú muy elaborado. No te compliques la vida. No quieras hacer el mejor gazpacho hecho a mano con tu receta particular, cuando los que puedes comprar, aunque no sean tan buenos como el que tu sabes hacer, son muy aceptables. No pretendas hacer la mejor tortilla de patatas del mundo, friendo las patatas en el barco, limítate a calentar las tortillas que compras ya preparadas.
    Gazpachos, tortillas, pizzas, pollos asados envasados, etc, etc nos permitirán preparar rápidamente las comidas y cenas. Ensaladas y frutas son bienvenidas en un barco.
    Dispondremos de una o dos neveras, dependiendo del barco. No te pases comprando alimentos refrigerados. No suele haber congelador en estos barcos. Tiene cocina y horno de gas, pero no suele ser habitual el microondas.
    El agua hay que comprarla en botellas de 1,5 ó 2 litros, nunca en los envases de 6 u 8 litros.
    Zumos, vinos, cervezas, refrescos serán necesarios.
    Deberías disponer de cafetera italiana en el barco, pero consúltalo.

Y no lo olvides, para cualquier duda, pregunta al patrón o al encargado/a de tu viaje.

Esta entrada fue publicada en Alquiler de barcos, Alquiler de embarcaciones, Cabrera, Charter, Charter de barcos, Charter de veleros, Cruceros, Cruceros por plazas, Espalmador, Flota, Formentera, Ibiza, Marina Real Juan Carlos I, Plaza a plaza, Singles, Solteros, Travesías, Vacaciones, Vacaciones en barco de vela, Vacaciones en el mar, Vacaciones en velero, Vacaciones por el mar Mediterráneo, Vacaciones Singles, Vacaciones solo, Vacaciones solteros, Vaciones Singles, Valencia, Viajar en barco singles, Viajar solo, Viajes, Viajes en barco, Viajes en velero, Viajes por Mar, Viajes por plazas, Viajes Singles, Viajes solteros y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.